Fisiocrem gel active

6,20 €

Solución de masaje para evitar lesiones deportivas preparando el músculo y los ligamentos para el ejercicio físico

Tamaño envase
Cantidad

  • Seguridad: Web con certificado SSL para garantizar la seguridad en todas las transacciones Seguridad: Web con certificado SSL para garantizar la seguridad en todas las transacciones
  • Envío: Envío urgente con número de seguimiento del paquete Envío: Envío urgente con número de seguimiento del paquete
  • Devoluciones: Aceptamos devoluciones (Consulte la sección Términos y condiciones) Devoluciones: Aceptamos devoluciones (Consulte la sección Términos y condiciones)

También podría interesarle

Opiniones

Grado 

20/06/2018

Tina

Best i ever got to sore muscle

Escribe tu opinión

Fisiocrem gel active

Solución de masaje para evitar lesiones deportivas preparando el músculo y los ligamentos para el ejercicio físico

Escribe tu opinión

Fisiocrem gel active es una solución de masaje de agradable aroma formulada con ingredientes naturales: Árnica, Hipérico, Caléndula y Malaleuca.
Evita lesiones debidas al ejercicio cotidiano o a un esfuerzo físico intenso.
Se puede utilizar combinada con otras opciones para la preparación muscular: hielo, compresas calientes, antes de aplicar vendajes de sujeción...
También se puede utilizar con ultrasonidos fisioterapéuticos.
Fisiocrem gel active no contiene parabenos, hidroxibenzoatos ni ningún otro conservante artificial.
Tamaños disponibles: 60 ml y 250 ml.

COMPOSICIÓN
- Arnica Montana. Útil en el tratamiento de lesiones de tejidos blandos. Especialmente adecuado para ayudar a la recuperación de una contusión.
- Hypericum Perforatum ("Hierba de San JUan"). Calma los nervios dañados e irritados: dolor cervical, lumbar, ciática, torceduras o esguinces.
- Calendula Officinalis. Propiedades antiinflamatorias y analgésicas.
- Malaleuca Alternifolia. Calma el dolor, desinflama y ayuda a la preservación microbiana de los productos farmacéuticos.

MODO DE USO
Aplicar la cantidad equivalente a una cucharadita en la zona afectada realizando un ligero masaje para facilitar su absorción.
Cuanto más se friccione mayor efecto se consigue.
Puede aplicarse tantas veces como se desee aunque normalmente con 2-3 aplicaciones diarias suele ser suficiente.